Tag Archive: Uribe



Ya no sé cuántas veces he empezado columnas diciendo que es curioso como la vida nos ha cambiado, pocas veces soy consciente de estos cambios hasta cuando alguien me lo hace notar de una manera excepcional o el cambio se me muestra de sopetón contra la cara.
Recientemente uno de estos cambios me abofeteo cuando sostenía una de las entretenidas conversaciones con mi amigo Mao*; La conversación rondaba sobre las expresiones y carnavales que se llevaron a cabo durante las fiestas del orgullo gay.
Durante los primeros 20 años de mi vida ni siquiera sabía que había marchas del orgullo gay, tuvo que pasar casi 5 años para que me atreviera a participar de un evento de estas características; no es fácil salir a la calle un domingo y verte en medio de un carnaval de personas frikis y anormales, la sociedad machista nos ha enseñado a pensar que la normalidad es homogeneidad, que cualquier expresión diferente es peligrosa y digna de vergüenza, la irreverencia se tolera solo para reírnos de ella y no como forma de vida, estos cuerpos domesticados se nos han mostrado por generaciones como el único ejemplo valido y ahí es donde más grandes problemas tenemos dentro de los sectores no hetero-normativos.
Para cuando vas conociendo a estos frikis y anormales te das cuenta que detrás de ellos hay una valentía que hasta hace poco no conocías y que se hace admirable y encomiable; caminar junto a estos cuerpos rescatados de una sociedad que cada vez es más orweilliana** se te convierte en una especie de adicción y algo de su valentía se pega a la piel y por ahí mismo al ADN.
Pero la vida no cambia en un solo sentido, es más bien como una explosión que lanza pedazos en todas las direcciones y algunas te llevan lejos de los otros cambios o en direcciones contrarias, aunque viéndolo en un sentido más metafísico podría decirse que quien cambia ese centro de la vida y por eso algunos cambios se van alejando de los otros.
Mao* me contaba como Calí se encuentra en uno de sus mejores momentos en lo que respecta a la población LGBT, este año macharon casi cuatro mil personas; amable y medio chicanero le conté que en Bogotá, en las buenas épocas, marchaban casi 40 mil almas y que llenábamos la Plaza De Bolívar varias veces, tengo que curarme de esa necesidad bogotana de demostrar que somos más y mejores.
Mi paciente amigo me pregunto que si había viajado y participado este año, durante unos 10 largos años he participado desde varios aspectos en la marcha misma, tuve que reconocerle que no, que en esta explosión atómica que es mi vida el centro había girado hacia otra parte y no había podido marchar aunque lo hubiera querido hacer; también le conté que como una muestra de respeto hacia cada una de las almas celebran ese día me puse una camisa que tiene la bandera arcoíris y camine, solo por las calles de este polvoriento municipio semi selvático.
Le conté como mi mamá no le dio importancia a este acto, como muchas personas decían que camiseta tan bonita y como algunas personas que reconocían el símbolo miraban hacia otro lado y sonreían por lo bajo.
Es curioso que, luego de marchar con cuarenta mil personas y sentirme solo, el mes pasado marchara solo y me sintiera tan cerca a mis queridos frikis que rescataron este cuerpo orwelliano** y pusieron a volar la mente adoctrinada por la normalidad.

 El nombre de mi amigo ha sido cambiado para proteger su identidad, es bien sabido que si alguien se relaciona como mi amigo puede entrar en conflicto con el Sindicato del sofá Arcoíris, mis enemigos más crueles.
** Se hace referencia a la sociedad entrópica planteada por George Orwell en su libro 1984, en dicha sociedad las personas no cuentan con identidades propias y el sistema está presente como una fuerza opresora y alienante que “normaliza” al individuo.

Anuncios

Lo sucedido esta semana me tiene gratamente sorprendido, el pueblo indignado, a través de múltiples manifestaciones ha logrado detener la puesta en marcha de una nueva y nefasta reforma a la justicia y ha logrado que un ministro dimita de su cargo; parece que esto sucediera en Europa pero no, es en Colombia, hay que estar orgullosos de lo que logramos con el ejercicio pleno de una ciudadanía responsable.

La llegada de las herramientas informáticas han logrado que la gente se sienta más cercana a lo que sucede y opine en tiempo real sobre lo que le gusta o lo que no le gusta, de ahí es que a varios sectores ultra conservadores les esté picando por meterle el diente a Internet y regular, como lo han hecho con otros medios de comunicación, la información que les llega a los ciudadanos;  nadie puede negar que otra hubiera sido la historia de la reforma sin la ayuda invaluable de twitter y de Facebook.

Me gustaría pensar que estamos ante el posible despertar de un verdadero movimiento de bases; es necesario que las bases sientan que tienen voz y voto.Por eso antes inclusive de salir a recolectar firmas considero que seria conveniente organizar foros por todo el país contándole a la gente que fue lo que realmente sucedió e invitándoles a formar parte del movimiento mismo, a modificarlo, a ampliarlo a reinventarlo; estos foros tendrían un alto costo en tiempo pero no económicos puesto que seguramente en todo el país existen personas que puedan explicar la inconveniencia de la actual reforma y el ejercicio de consultar reforzaría la imagen de una sociedad incluyente.

Sin embargo no podemos embriagarnos de triunfalismo y ser inocentes a los peligros que se están conjurando en estos momentos; A nadie más que a Uribe y sus secuaces les convenía la actual reforma, sin embargo el ex presidente anda por ahí diciendo que el senado es corrupto  y que llego la hora de una constituyente, si continuamos con nuestra ingenuidad les abriremos las puertas a las empresas electorales para que  secuestren el  incipiente movimiento ciudadano.

Otros líderes han caído del cielo a recolectar firmas en la plaza publica… esto es pesca en rio revuelto y debemos proteger a un ciudadano que puede terminar votando en un referendo releccionista o una constituyente paramilitar.

Muchos de quienes estamos en este grupo hemos tenido acceso a educación y capacitación política y es la hora de ponerlo al servicio de la gente, no solo desde la comodidad del teclado y la red sino en verdadero trabajo organizado, movilicémonos y adelantémonos a los acontecimientos y tratar de impedir que se capitalice en recursos para establecer la corrupción de manera constitucional.

A %d blogueros les gusta esto: