Tag Archive: cristianos



Orocué puede ser un municipio idílico, tiene un clima agradable y unos paisajes que no te la crees, la vida no es excesivamente costosa y, como en las películas viejas, todo el mundo conoce a todo el mundo, vivir acá seria un verdadero placer si no tuvieras que ser testigo de tanta injusticia.

No sé si lo sabias pero en Orocué se escribió una de las joyas de la literatura colombiana; La Vorágine es una novela  que trata de una pareja de jóvenes enamorados del altiplano cundiboyacense que para esconderse de un padre furioso terminan perdiéndose en la inmensidad del llano, si no la has leído te recomiendo que lo hagas o te veas una novela hecha en blanco y negro hace muchos años.

Sin embargo si vienes a visitarme creo que no podría mostrarte el árbol bajo cuya sombra fue escrito el libro, un demente le predio candela hace un tiempo y a pocos pareció importarle, acá parece que a nadie le importa demasiado nada.

Me gustaría que vinieras a visitarme pronto, quiero llevarte a visitar los parques del pueblo, muchos de ellos con arboles de más de 100 años de antigüedad y que proporcionan una sombra larga… una sombra larga; eso si espero que lo hagas pronto antes de que las obras de demolición del parque central continúen y se remplace hasta el ultimo árbol por faroles de la nueva concha acústica.

Pareciera que a las nuevas administraciones les importa poco que una obra de estás características afecte negativamente la estructura de uno de los encantos del pueblo: Su tranquilidad; quien quiere en el centro de una ciudad un espacio para organizar conciertos.

¿Importa mucho esto?

A algunos Orocueceños y Orocueceñas Si, sin embargo parecemos ser la minoría quienes nos oponemos de manera frentera a esta descabellada idea, otras personas no se atreven a oponerse a una administración publica que algunas veces actúa cual si se tratara del famoso Bullyng del que tanto hablan ahora los medios.

No es fácil oponerse a los designios de quienes deciden a quien se les da empleo en las pocas fuentes de un trabajo digno o quienes asignan, cual jerarcas, subsidios de vivienda.

Mí querido amigo turista, si un día vienes a Orocué y parece una copia pirata de los errores que se cometieron en las grandes ciudades no seas demasiado duro con nosotros, estamos aprendiendo a gobernarnos y en este proceso algunos administradores de lo publico se quieren ver como emperadores.

Anuncios

La vida es uno de los pocos juegos en los cuales no hay reglas muy claras, algunas personas se han empeñado en querer obligarnos a seguir lo que ellos creen son las reglas de la vida expresadas por un dios antropomorfo: estas reglas que parecen sencilla no lo son tanto y no son para todos y todas.

Uno de los máximos derechos que las personas hemos conseguido es ser dueños de nuestras vidas y nuestros destinos, y solo nosotros tendremos que darle cuentas a esa idea perfecta de Dios que levamos dentro, solo eso.

En los últimos tiempos mi vida se ha hecho un quilombo y esa es la razón que me obliga a tomar la dura decisión de renunciar a mi empleo, irme de mi querida Bogotá y dejar de escribir, no sé si de manera permanente,  las ideas, muchas veces locas  que plasmaba en este espacio.

A quienes alguna vez leyeron mis cosas, a quienes lo hicieron seguido.. a quienes les gustaba lo que leían y a quienes les molestaba mi posición debo darle las gracias;  saber que me leían logro hacer que mi vida fuera menos gris en estos tiempos caóticos, solo que alguna veces las ideas anidan en diferentes lugares y en mi caso creo que han emigrado para no volver.

Un abrazo a este que será un permanentemente oscuro rincón hasta que la vida decida si vale la pena seguirla viviendo por este desocupado y escritor

A %d blogueros les gusta esto: